Noticias

El Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria en el paro de bancarios

El Ministerio de Trabajo dictó hoy la conciliación obligatoria por un término de quince días en el paro de 24 horas que llevan adelante los trabajadores bancarios en todo el país en reclamo de aumentos salariales.

La cartera de trabajo intimó a la Asociación Bancaria (AB) a través de una resolución oficial a «dejar sin efecto» durante quince días «toda medida de acción directa que estuviesen implementando o tuvieran previsto implementar, prestando servicios de manera normal y habitual».

La resolución de la cartera laboral instó a la contraparte a abstenerse de tomar represalias de cualquier tipo con el personal representado por la organización sindical y/o con cualquier otra persona, en relación al diferendo aquí planteado.

El reclamo

La AB lleva adelante hoy en todo el país el paro anunciado de 24 horas por una recomposición salarial digna, por una solución al absurdo impuesto a las Ganancias y por nuestros derechos.

Desde la entidad gremial explicaron que la medida de fuerza se desarrolla «en todas sus modalidades, presencial y teletrabajadores, con desconexión y sin operar, más unidos que nunca para hacer sentir nuestro justo reclamo».

Aclararon, asimismo, que cada sección de la AB adoptará la particularidad que considere conveniente, es decir si el paro se desarrolla con o sin movilización.

El pasado jueves, fue el propio Sergio Palazzo -secretario general de la Asociación Bancaria- quien anunció el paro, luego de que fracasara la reunión paritaria con las entidades bancarias en dependencias del Ministerio de Trabajo.

Paro bancario 23 de febrero: el gobierno nacional declaró la conciliación  obligatoria

La palabra de las patronales

Por su parte, las principales cámaras patronales bancarias informaron que durante la jornada de paro de hoy redoblarán esfuerzos a fin de reducir los inconvenientes que tal medida de fuerza pueda tener para los usuarios financieros y aseguraron que mantienen el diálogo abierto. Además, solicitaron a sus clientes que, de ser posible, posterguen los trámites presenciales en sucursales o lo realicen por los distintos canales de atención remotos.

También destacaron que el uso de las tarjetas de débito y crédito, al igual que los canales electrónicos como homebanking, aplicaciones de bancos y billeteras electrónicas, operarán con normalidad de manera de no afectar la actividad comercial y de pagos, y continuarán habilitados cajeros automáticos y terminales de servicios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *